Home   Nuestra Fundacion   Historia

Historia

 

La Fundación Nuestra Señora de las Mercedes, está ubicada en la Carrera 12B No. 137-60, barrio Cedritos de Bogotá, es una Institución fundada el 30 de noviembre de 1963, por el Señor Pascual Del Vecchio, y su esposa la Señora Graciela Rubio de Del Vecchio, quienes después de hacer una visita a la reclusión de mujeres, vieron la necesidad de una sala-cuna para los hijos de las reclusas de la cárcel del Buen Pastor, ellos, con un grupo de amigos se reunieron y fundaron esta sala-cuna, con el objeto de brindar atención a estos niños y niñas, ya que vivían en condiciones infrahumanas. Se organizaron talleres de modistería, lencería, peluquería, panadería y teatro para las internas y con el grupo de teatro se hicieron varias giras a nivel nacional. El objetivo era capacitar a las mujeres para que al salir en libertad fueran personas útiles a la sociedad.

Se adopta el nombre de Nuestra Señora de las Mercedes en homenaje a la patrona de los reclusos. Posteriormente, viendo la necesidad de atender diferentes sectores se la sociedad y sobre todo niñas desamparadas, se consiguieron fondos para construir su propia sede en la cual actualmente opera la Fundación. En muchos casos las menores que se encuentran en la modalidad de internado fueron abandonadas por sus padres biológicos quedando al cuidado de abuelos tíos.

En la actualidad, la Fundación está presidida por la señora Olga del Vecchio de Lena, atiende a 28 niñas y adolescentes entre los 6 y 18 años. Estas niñas asisten diariamente al Colegio Distrital Toberín, perteneciente a la localidad de Usaquén en la jornada de la tarde de 12:20 pm hasta las 6:20 pm. Durante las horas de la mañana las niñas reciben asesoría en tareas por los voluntarios de las diferentes áreas escolares.

Las niñas permanecen la mayor parte del tiempo dentro de las instalaciones, mientras no se encuentran en el colegio, excepto, por algunas de ellas que comparten su tiempo con familiares los fines de semana y en vacaciones.

La mayoría de las niñas pertenecen a hogares disfuncionales con problemáticas sociales de abandono, maltrato físico y psicológico, muerte de padres en edades tempranas y nivel socio-económico bajo, con dificultades económicas.